Pasar al contenido principal
Llámanos : 0034 983 091 801

BIOMASA news

noticias patrocinadas por:

Cataluña quiere llegar a los 800 MW de biomasa en 2027

La Generalitat prevé alcanzar un consumo de 730.000 toneladas anuales de biomasa al final del periodo 2021-2027, e instalar equipos y calderas hasta llegar a los 844 MW de potencia.

Así se recoge en la recién actualizada Estrategia para el aprovechamiento de la biomasa forestal y agrícola en Cataluña para el periodo 2021-2027. Desde que se puso en marcha la estrategia, en el año 2014, el consumo de biomasa en Cataluña se ha incrementado un 81,6%.

Según el Observatorio de Calderas de Biomasa del ICAEN, en 2017 (último en que se dispone de datos) existían más de 3.300 instalaciones y alrededor de 250 MW de potencia instalada. Por otra parte, el Observatorio de la Biomasa de AVEBIOM contabiliza 207 redes de calor con biomasa y más de 92 MW en 2020, que sitúan a Cataluña como líder en este segmento.

El 64,2% de la superficie de Cataluña es forestal. En total, dos millones de hectáreas, de las que 1,35 están ocupadas por bosques. Cada año, estos bosques aumentan sus existencias en 3,2 millones de metros cúbicos, aunque solo se aprovecha un millón, de los cuales la mitad se destina a biomasa para usos energéticos.

Según estimaciones del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF) a partir de los datos de crecimiento anual del bosque, se podrían obtener hasta 1.100.000 t / año de biomasa al 30% de humedad para uso energético, de forma sostenible y teniendo en cuenta las limitaciones de accesibilidad y las zonas protegidas.

El aumento de consumo de biomasa, en forma de pellets y astillas fundamentalmente, supondrá además una reducción de emisiones de GEI en 2027 de 221.000 t/año, respecto a 2019 y la creación de 770 puestos de trabajo nuevos.

Aunque la estrategia sigue priorizando el uso de biomasa forestal, también se ha valorado el potencial energético de la biomasa agrícola y de los residuos agrícolas y de la industria agroalimentaria.

Los cultivos herbáceos (paja de trigo y de cebada, sorgo de maíz y de girasol y paja de arroz) generarían entre 143.000 y 378.000 toneladas anuales de materia seca aprovechable para energía.

Los cultivos leñosos susceptibles de ser utilizados como biomasa (olivo, frutales y sarmientos de vid) generan unas 713.000 toneladas anuales, aunque las dificultades asociadas a su aprovechamiento pueden reducir la cantidad aprovechable hasta un 10% de ese valor.

Más información

 http://icaen.gencat.cat/es/plans_programes/estrategia_biomassa/index.html

 

FOTO de Clúster de la Bioenergia de Catalunya

Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa