Pasar al contenido principal

BIOMASA news

noticias patrocinadas por:

Miles de familias incluirán una caldera de pellet en su carta a Papa Noel y a los Reyes Magos

Una familia española podría ahorrar entre un 40 y un 70 por ciento en su factura energética anual si Papa Noel o los Reyes Magos le trajeran un equipo de combustión moderno a base de pellet o astilla y se llevaran su caldera de gasóleo.

“Queridos Reyes Magos, este año han subido los precios de la energía una barbaridad y por esto os queríamos pedir una caldera de pellets, para que podamos estar calentitos en casa todo el día…” Así comienza la carta que Alejandro y Lucía han escrito este año a los Reyes Magos.

Y es que los más de 7 millones de usuarios que utilizan gas para calentar sus hogares en nuestro país cerrarán 2021 con una factura un 35% más elevada que el año anterior y cientos de miles de familias que usan gasóleo de calefacción pagarán un 60% más que en 2020.

Por el contrario, las 400.000 familias que ya usan biomasa no verán aumentar su gasto en calefacción este año gracias a que los precios del pellet y de la astilla permanecen estables desde 2012. La instalación de estufas y calderas de pellet aumenta cada año, pero esta campaña está batiendo récords en buena parte debido al alto precio que están alcanzando los combustibles fósiles y la electricidad.

¿Qué cuentas han echado Alejandro y Lucía para pedir una caldera de pellets este año?

Como en un problema de mates de primaria, los dos hermanos han buscado los precios de mercado de los combustibles y los consumos medios de energía para una vivienda unifamiliar como la suya.

  • Al finalizar 2021, el precio del gasóleo C se acerca ya al euro por litro, mientras que el precio de 2 kilogramos de pellet (equivalente energético a 1 litro de gasóleo) es de 0,51 €, prácticamente la mitad.
  • Luego, han transformado estos precios a coste energético, de manera que con el gasóleo su familia gasta 0,09 €/kWh, mientras que con pellet de madera a granel gastaría 0,054 €/kWh y con astilla solo 0,025 €/kWh.
  • Han tardado un poco más en calcular cuánto le costaría a su familia calentarse con gas natural; para ello, han tomado los precios que ofrecen diferentes compañías a consumidores de hasta 15.000 kWh al año dentro de la tarifa de mercado libre RL.2. Y han obtenido unos costes medios para el término variable de 0,07 €/kWh y para el término fijo de 13,14 € al mes.

De esta manera, una familia que consuma 15.000 kWh de energía al año pagará 1.350 € para calentar su casa y obtener agua caliente sanitaria con gasóleo, 1.208 € si lo hace con gas, 810 € si cuenta con una caldera de pellets y tan solo 375 € si puede instalar una caldera de astillas.

A la vista de los resultados, Alejandro y Lucía no tuvieron dudas para pedir una caldera de pellets en su carta a los Reyes Magos. ¡Y sus padres se lo agradecerán!

Un momento ideal para sustituir los combustibles fósiles para calefacción

Por otra parte, el momento actual es perfecto para realizar la inversión en el cambio de tecnología, puesto que el IDAE en coordinación con las comunidades autónomas ha dispuesto ya más de 44 millones de euros para fomentar la instalación de climatización renovable en el sector residencial con las bases publicadas en el RD 477/2021.

El año acaba con convocatorias ya publicadas en varias comunidades autónomas (Galicia, País Vasco, Navarra, Castilla y León, Aragón, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia, Illes Balears y Canarias) y a punto de hacerlo en el resto. Y con un plazo de presentación de proyectos abierto hasta el 31 de diciembre de 2023.

Estas ayudas llegan a cubrir alrededor del 30% del coste de instalación de una caldera o estufa de biomasa y contemplan una ayuda extra para desmantelar la vieja instalación.

Otras líneas de financiación como el PREE para municipios de menos de 5000 habitantes pueden llegar a conceder hasta el 80% de la inversión si incluye distintas actuaciones de mejora de la eficiencia energética y tecnologías renovables.

Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa