Pasar al contenido principal
Llámanos : 0034 983 091 801

¿CÓMO FUNCIONAN LAS ESTUFAS DE BIOMASA?

EL FUNCIONAMIENTO DE UNA ESTUFA DE PELLETS ES MUY SENCILLO.

Esquema de instalación de estufa de biomasa

El encendido se producirá automáticamente cargando el cenicero con pellets desde el depósito por medio de un sinfín y canal, mientras enciende una resistencia eléctrica (de unos 300w) que se encuentra justo en la base del cenicero. Al quemarse los primeros pellets se arranca la ventilación de la cámara de fuego, pasando un chorro de aire por el cenicero con el fin de avivar la llama. Las estufas tienen varios sensores de calor: cuando el sensor de la cámara de fuego llega a detectar fuego en el cenicero, la estufa “sabe” que está encendida e iniciará la ventilación del intercambiador con el fin de sacar el calor de la estufa hacia fuera.

Tras el encendido, la estufa entra en modo de funcionamiento normal cargando al cenicero con pellets y ventilando la cámara. Hasta que otro sensor de calor detecte que se ha alcanzado la temperatura deseada, que se habrá indicado previamente a través del panel de control, el mando a distancia o el móvil. La estufa no parará la combustión sino que modulará el flujo de pellets para obtener el nivel de combustión necesario para mantener la temperatura elegida.

La estufa calienta principalmente, a través de su ventilación regulable, hace pasar aire frio que entra en la máquina a través de una boca en la parte trasera de la estufa, pasa por el intercambiador y es expulsada por la parte frontal o de forma canalizada. En ningún momento este aire está en contacto con el fuego, o gases de combustión de la estufa. La estufa también calienta a través de la ventana de la cámara de combustión y del chasis.

Cuando la estufa se apaga el sinfín deja de echar pellets al cenicero y la máquina se apaga. Es importante apagar las estufas de pellet siempre a través de su panel de control o mediante su mando a distancia y nunca quitar la corriente antes de que esté parada.

La salida de gases de la estufa o chimenea, no suele aportar mucho calor, porque la estufa pasa sus gases por el intercambiador antes de expulsarla por la chimenea. Para hacerse una idea, se puede tocar una estufa de biomasa y su tubería de gases, pero el cristal de la ventana puedes quemar.

Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa