Pasar al contenido principal
Llámanos : 0034 983 091 801

BIOMASA news

noticias patrocinadas por:

Calderas de biomasa: más ecológicas desde 2020

Desde el 1 enero de 2020, los requisitos de ecodiseño dispuestos en el Reglamento UE 2015/1189 son de obligado cumplimiento para las calderas de biomasa y de combustibles sólidos de origen fósil con potencia calorífica nominal igual o inferior a 500 kW.

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de equipos de calefacción de una forma notable es el objetivo fundamental de todo el desarrollo normativo sobre ecodiseño.

Aumentar la eficiencia energética de los equipos, y así contribuir al desarrollo sostenible y a la protección del medio ambiente, e incrementar la seguridad del abastecimiento energético también son objetivos de esta legislación

EL REGLAMENTO AFECTA A :

  • Calderas de biomasa: leña y madera residual, pellets, briquetas, serrín, otras biomasas leñosas, incluso si forman parte de sistemas híbridos junto con calefactores complementarios, controles de temperatura o dispositivos solares
  • Calderas de combustibles sólidos fósiles
  • Calderas de combustibles mixtos biomasa/fósil

NO SE APLICA EL REGLAMENTO A :

  • Calderas que utilizan solo biomasa no leñosa (paja, miscanthus, caña, pepitas, grano, huesos de aceituna, orujillo y cáscaras de frutos secos).
  • Calderas que suministran solo ACS o agua potable
  • Calderas que calientan vapor o aire
  • Calderas de cogeneración de potencia igual o superior a 50 kW

DEFINICIONES: Generadores de calor, calderas y sistemas de calefacción

  • El generador de calor es la parte de la caldera donde tiene lugar la combustión.
  • La caldera es el dispositivo que suministra el calor a un sistema de calefacción que utiliza el agua como sistema de transferencia.
  • El sistema de calefacción distribuye el calor a los dispositivos emisores, e incluye las redes de calor.

El objetivo es alcanzar y mantener una temperatura en uno o más espacios cerrados, con una pérdida de calor al entorno circundante inferior al 6 % de la potencia calorífica nominal.

Requisitos de DISEÑO ECOLÓGICO que deben cumplir las calderas de biomasa y otros combustibles sólidos

Los aspectos medioambientales de las calderas de combustibles sólidos que se consideran importantes en el Reglamento UE 2015/1189 son:

  1. el consumo de energía en la fase de utilización, evaluado a través de la eficiencia energética estacional
  2. y las emisiones de partículas, compuestos orgánicos gaseosos, monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno en la fase de utilización.

 

¿QUÉ ES LA EFICIENCIA ENERGÉTICA ESTACIONAL?

Es la relación entre la demanda de calefacción en una determinada temporada y el consumo anual de energía necesario para satisfacer dicha demanda. (en %)

En calderas de alimentación automática: es la media ponderada de la eficiencia útil a potencia calorífica nominal y la potencia útil al 30 % de la potencia calorífica nominal.

En calderas de alimentación manual:

  • Si pueden funcionar al 50 % de la potencia calorífica nominal en modo continuo: es la media ponderada de la eficiencia útil al 100% y al 50 % de la potencia calorífica nominal.
  • Si no pueden funcionar al 50 % o menos de la potencia calorífica nominal en modo continuo: es la eficiencia útil a potencia calorífica nominal.

En calderas de cogeneración: es la eficiencia útil a potencia calorífica nominal.

¿QUÉ ES LA POTENCIA CALORÍFICA NOMINAL?

Es la potencia máxima que puede suministrar una caldera en funcionamiento continuo. (en kW)

¿QUÉ ES LA POTENCIA CALORÍFICA ÚTIL?

Es la parte de la potencia nominal que se aprovecha realmente para calentar el agua. (en kW)

¿QUÉ ES LA EFICIENCIA ÚTIL?

Es la relación entre la potencia calorífica útil y la cantidad total de energía utilizada por la caldera. (en %).

Los fabricantes deberían controlar la eficiencia energética de los aparatos a lo largo de su vida útil puesto que disminuye con los años de funcionamiento

Cumplir los requisitos de diseño ecológico no debe afectar a la funcionalidad o la asequibilidad de los aparatos por el usuario final ni perjudicar a la salud, la seguridad o el medio ambiente.

¿QUÉ INFORMACIÓN DEBE ADJUNTARSE A LAS CALDERAS DE COMBUSTIBLES SÓLIDOS?

1.- El Manual de instrucciones para instaladores y usuarios finales que incluya:

  • Los parámetros técnicos de la caldera calculados conforme al Anexo III del Reglamento 2015/1189 (identificador del modelo, modo de alimentación, si es caldera de condensación, de cogeneración o combinada, cuál es el combustible preferido y otros utilizables, la eficiencia energética estacional, las emisiones de partículas, COG, CO y NOx y valores de la potencia calorífica útil y de la eficiencia útil en distintas situaciones).
  • Precauciones específicas durante el montaje, instalación o mantenimiento.
  • Instrucciones sobre el correcto uso de la caldera y sobre los requisitos de calidad del biocombustible preferido.
  • Características y requisitos de montaje para generadores de calor, conformes con los requisitos de diseño ecológico para las calderas con las que instalen.

2.- Información sobre cómo realizar el desmontaje, reciclado y eliminación de los aparatos.

3.- Los documentos para evaluar la conformidad de la caldera conforme a la normativa:

  • El manual de instrucciones
  • La información sobre desmontaje, reciclado y eliminación
  • Lista de todos los modelos equivalentes, cuando proceda
  • Descripción inequívoca del combustible o combustibles a utilizar y la norma o especificación técnica aplicada a estos (ENplus®, DINplus, ¿). En el caso de biocombustibles sólidos, incluirá el contenido de humedad y de cenizas.

4.- Capacidad eléctrica en calderas de cogeneración, marcada en el equipo

¿CÓMO SE VIGILA Y VERIFICA QUE LAS CALDERAS CUMPLEN EL REGLAMENTO DE ECODISEÑO?

La conformidad del equipo con los requisitos de diseño ecológico se vigila mediante controles realizados por las autoridades competentes.

1.- Se controlan las tolerancias permitidas en cada variable:

  • En eficiencia energética estacional: un 4% sobre el valor declarado por el fabricante
  • En emisiones de partículas: una diferencia máxima de 9 mg/m3 respecto al valor declarado por el fabricante.
  • En emisiones de compuestos orgánicos gaseosos: una diferencia máxima de 7 mg/m3 respecto al valor declarado por el fabricante.
  • En emisiones de monóxido de carbono: una diferencia máxima de 30 mg/m3 respecto al valor declarado por el fabricante.
  • En emisiones de óxidos de nitrógeno: una diferencia máxima de 30 mg/m3 respecto al valor declarado por el fabricante.

2.- Se tienen en cuenta los valores de referencia de la mejor tecnología disponible en el mercado. A la entrada en vigor del Reglamento eran:

  • En eficiencia energética estacional: 96 % en calderas de cogeneración; 90 % en calderas de condensación y 84 % para las demás calderas de combustible sólido.
  • En emisiones de partículas en calderas de biomasa: 2 mg/m3 de partículas (10 mg/m3 en calderas de combustibles fósiles)
  • En emisiones de compuestos orgánicos gaseosos: 1 mg/m3
  • En emisiones de monóxido de carbono: 6 mg/m3
  • En emisiones de óxidos de nitrógeno en calderas de biomasa: 97 mg/m3 (170 mg/m3 en calderas de combustibles fósiles).

3.- Se prevé una revisión.La Comisión Europea revisará el Reglamento UE 2015/1189 antes del 1 de enero de 2022 para evaluar si hay que:

  • Incluir las calderas de hasta 1 MW
  • Incluir las calderas de biomasa no leñosa
  • Establecer requisitos de diseño ecológico más estrictos de eficiencia energética y emisiones
  • Variar los valores de tolerancia de la verificación

EL ETIQUETADO ENERGÉTICO de las calderas

Para promover el uso de energías renovables, el Reglamento Delegado UE 2015/1187 introduce un «factor de biomasa en la etiqueta» por un valor de 1,45 frente al valor de 1 para los combustibles fósiles, de manera que solo las calderas de condensación de biomasa puedan alcanzar la clase A++.

El etiquetado energético de calderas de combustibles sólidos, incluidas las de biomasa leñosa, está en vigor desde el 1 de abril de 2017. Su objetivo es incentivar a los fabricantes para que mejoren la eficiencia energética de sus equipos y animar a los usuarios finales a comprar productos energéticamente eficientes.

Las calderas que utilizan biomasa no leñosa tienen características técnicas específicas y están exentas de estos Reglamentos.

¿Cómo es la etiqueta energética?

Es una etiqueta impresa que debe estar perfectamente visible en la caldera y atender a un diseño, dimensiones y proporciones establecidos por la norma.

En ella deben figurar el nombre del proveedor y el identificador del modelo; la función de calefacción; la clase de eficiencia energética; la potencia calorífica nominal en kW; las funciones de caldeo de agua o de producción de electricidad en caso de que la caldera las incorpore.

Si la caldera de biomasa forma parte de un sistema con otros elementos de producción de energía –colectores solares,  depósito de agua caliente, control de temperatura, o calefactor complementario-, en la etiqueta figurará la clase de eficiencia de la caldera por un lado y la global del sistema por otro.

La referencia a la clase de eficiencia energética de cada modelo debe ir en publicidad y en el material técnico promocional.

Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa