Pasar al contenido principal
Llámanos : 0034 983 091 801

BIOMASA news

apartado patrocinado por:

La bioenergía en la estrategia europea para la biodiversidad

La asociación europea de la bioenergía recibe con satisfacción la nueva estrategia para la biodiversidad, que reconoce los beneficios de la biomasa como fuente de energía, aunque cree que la terminología sobre su aprovechamiento es confusa

Bioenergy Europe reconoce el esfuerzo de la Comisión Europea con las medidas que propone para combatir el cambio climático y la pérdida de biodiversidad y, sobre todo, celebra que la bioenergía sea reconocida como una solución necesaria para la generación de energía. Esto refuerza el compromiso de nuestro sector de ser un actor clave en la transición energética de la UE.

La bioenergía es una fuente de energía amplia y fácilmente disponible, renovable y su uso beneficia a todos. Es la energía renovable más utilizada en la UE, con casi el 60% del consumo total de energía renovable, y conlleva un innegable efecto positivo en el medio ambiente al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero –un 7% en 2017-.

Junto con los beneficios ambientales, la bioenergía aporta un impacto socioeconómico muy positivo pues genera ingresos en toda la cadena productiva -desde los proveedores de biomasa a los fabricantes e instaladores de equipos de combustión-; y capacidad para invertir en innovación y en seguir aumentando la sostenibilidad y el respeto del medio ambiente de la industria.

Terminología confusa

Sin embargo, Bioenergy Europe cree que la referencia que contiene la estrategia acerca de minimizar el aprovechamiento de ciertas materias primas, como los árboles completos, dificultará el cumplimiento de los ya muy estrictos criterios que respeta el sector de la biomasa.

La dinámica de precios del mercado de la madera garantiza una asignación eficiente de los recursos forestales: el sector de la bioenergía compra lo que dejan otros, como árboles enteros procedentes de claras y clareos con bajo o nulo valor comercial. La madera de alta calidad, que no es asequible para el sector de la bioenergía, se utiliza para obtener productos de alto valor como muebles o construcción.

Cuando entre en vigor la directiva REDII en 2021, la industria de la bioenergía deberá cumplir con sus particulares criterios de sostenibilidad. Criterios que ya incluyen cómo realizar los aprovechamientos de madera garantizando la protección de la biodiversidad. La industria está preparada para ese momento y demostrar así su compromiso de contribuir a una economía neutra en carbono para 2050.



Según Jean-Marc Jossart, secretario general de Bioenergy Europe, la estrategia para la biodiversidad coloca a la UE en el liderazgo de la lucha contra el cambio climático, pero cree que es necesario “prestar más atención a los esfuerzos que ha realizado en los últimos años toda la cadena de valor de la bioenergía. Toda estrategia dirigida a preservar la biodiversidad debe ser plenamente adoptada, pero también coherente con la realidad y evitar a toda costa terminología que lleve a confusión”.
 

Según Javier Díaz, presidente de AVEBIOM, “los nuevos criterios sobre sostenibilidad serán fáciles de adoptar en España, donde los aprovechamientos forestales están sujetos al cumplimiento de unas normas muy estrictas desde hace ya muchos años”.

Díaz cree fundamental que se cumplan los objetivos recogidos en el PNIEC y en la futura Ley de Cambio Climático y “se permita poner en marcha más plantas de generación eléctrica con biomasa y se mantenga la positiva evoluciónn del sector de la biomasa térmica”. Esto, afirma, “redundaría en un mejor mantenimiento de las masas forestales, la prevención de los incendios forestales y la creación de empleo y riqueza en las zonas rurales de nuestro país”.

Fuente

https://bioenergyeurope.org/index.php?option=com_content&view=article&id=249

 

 

Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa