Primera caldera de biomasa en una comunidad de vecinos riojana

martes 22 de mayo, 2012

16/04/2012

La primera caldera de biomasa que va a dar servicio a una comunidad de vecinos en La Rioja permitirá ahorrar más de 33.000 euros anuales en combustible a los habitantes del número 9 de la calle Jorge Vigón de Logroño.

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, y la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, han visitado este martes la instalación que va a prestar servicio de calefacción y agua caliente a los 68 vecinos que viven en esta comunidad.

Sanz ha considerado "muy positiva" este iniciativa, que ha enmarcado "dentro de la apuesta que hacemos por buscar contaminar menos y consumir menos energía y a menor coste, ambos objetivos prioritarios" y para los que ha recordado que existen ayudas por parte de la ADER.

"Este aprovechamiento de la madera de nuestros bosques y convertirla en combustible parece una inversión alta, de entrada, pero, al final, supone un ahorro que en torno a un 40 por ciento del consumo. Es una buena iniciativa", ha incidido el presidente.

Por su parte, Gamarra ha destacado que estas instalaciones, "con un 90 por ciento menos de emisiones de CO2 al aire", muestran el "compromiso" del Ayuntamiento "y de los propios logroñeses" por mantener "la alta calidad del medio ambiente y sobre todo, del aire que disfrutamos en la ciudad", por lo que ha dicho que "se seguirá trabajando en la misma línea.

La Instalación

El Gobierno regional apoyó en 2011 esta iniciativa con una subvención de 14.873 euros para ayudar a sufragar los gastos de la nueva instalación de biomasa, que ha supuesto una inversión total de 350.000 euros. La ayuda el Ejecutivo riojano estaba enmarcada en el Plan de Energías Renovables, integrado en el Plan Nacional del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Esta iniciativa permitirá a los 68 propietarios ahorrar más de 33.000 euros al año en combustible (un 40% aproximadamente), "dado que las calderas de biomasa se alimentan con pelets (pequeños cilindros de serrín y virutas de madera triturada y prensada), un combustible que cuesta mucho más barato que el gasóleo y menos contaminante".

Además, como ha explicado el responsable de la firma, "durante los 10 primeros años el mantenimiento de las calderas, tanto preventivo como correctivo, corre a cargo de la empresa instaladora, así como el suministro de pelets", que se transportan desde la fábrica de Cabrejas del Pinar en Soria, ubicada a 105 kilómetros de Logroño y donde cada año se producen más de 40.000 toneladas de pelets.

La fábrica soriana es propiedad de REBI, una de las compañías líderes en el sector en España e impulsora del proyecto junto a Pedro Alonso Calefacciones, empresa riojana pionera en este sector en la región. Ambas firmas colaboran en varios proyectos similares tanto en la capital como en diversos municipios de La Rioja.

Subir
Diseño Web nlocal