Guía básica de transporte y almacenamiento de pellets de madera domésticos

jueves 24 de noviembre, 2016

Guía básica de transporte y almacenamiento de pellets de madera domésticos

Camión cisterna con sistema de descarga neumático (Foto DEPI)

AVEBIOM acaba de publicar la "Guía Básica de transporte y almacenamiento de pellets de madera" en donde se recogen precauciones y medidas de seguridad para los tipos de transporte y almacenamiento de pellets de madera. 

En la guía se recogen algunas de las más importantes recomendaciones, pero hay que tener presente que el diseño de un almacén, la logística de pellets o la utilización de un silo, son actividades complejas que requieren de multitud de recomendaciones o precauciones

Transportes y entrega de pellets de madera

El transporte de pellets de madera a granel se puede hacer básicamente en dos tipos de camiones: cisternas neumáticas o con caja abierta que pueden descargar tipo volquete (basculantes) o pisos móviles. El transporte de pellets producidos bajo el certificado ENplus®  debe ser un proceso con garantías de que llega al consumidor final bajo parámetros de calidad ENplus® . 

A la hora de transportase, hay que tener en cuenta que no pueden mojarse por lluvia o condensación, ya que los pellets son hidrófilos, además de manejarlos con cuidado para que no se generen finos o se contaminen con otras sustancias.

Cuando se hacen entregas parciales a clientes finales, la normativa ENplus®  obliga a que los vehículos estén equipados con un sistema de pesaje calibrado. Las mangueras deben estar recubiertas para minimizar la abrasión y un sistema para evitar que se escape el polvo. Siempre se debe apagar la caldera antes de la entrega, salvo que expresamente el fabricante lo permita. En la entrega es recomendable, y obligatorio en ENplus® , que se rellene una hoja con las condiciones de los pellets (si quedan pellets de antes, si se ve alguna deficiencia…) que será firmado por conductor y cliente.

A la hora de diseñar la instalación es necesario tener en cuenta las dimensiones del camión en el punto de entrega y la maniobra. Aunque se haga con manguera, esta debe ser lo más corta posible y en conjunto no superar 30 metros de longitud. Además, todos los cambios de dirección deben realizarse con el menor número de codos posible y siempre que sea posible conviene evitar los de 90 grados. Los acoplamientos de llenado deben estar a una altura máxima de 1,8 metros y ser del tipo “Storz A”.

Tipo de almacenamiento y precauciones

La elección del sistema y el volumen de almacenamiento dependen de varios factores: las características de los sistemas de distribución y suministro de biomasa, la necesidad anual de biomasa y el espacio disponible para caldera y almacén.

Hay infinidad de soluciones para almacenar pellets (prefabricados: como silos textiles, depósitos subterráneos o tolvas; almacenamientos de obra: con suelo horizontal o inclinado)

En cuanto a las dimensiones, lo aconsejable es disponer de una capacidad mínima suficiente para cubrir el suministro de biomasa correspondiente a dos semanas de máximo consumo.

El requisito más importante para almacenar pellets en buenas condiciones y sin ninguna pérdida de sus propiedades es el de almacenarlo en un lugar seco. Si no se puede garantizar la ausencia de humedad, es preferible elegir un almacenamiento prefabricado de tipo silo flexible o depósito subterráneo. Además, los materiales de los que esté construido el almacenamiento deberán ser elegidos para que no se produzca contaminación a los pellets por abrasión o desmoronamiento de la pared.

Al menos cada dos años el almacén de pellets debe limpiarse antes de la siguiente entrega (cada dos años si el almacén tiene una capacidad <15 toneladas y cada año si la capacidad es >15 toneladas).

Es importante garantizar la seguridad en los almacenes cerrados, ya que conlleva un riesgo, así como minimizar el número de intervenciones y respetar unas normas de seguridad. Mención especial merece las precauciones a tomar en cuanto al monóxido de carbono. Siempre que se entre a un almacén se debe ventilar al menos 15 minutos y si la capacidad es de más de 10 toneladas se debe llevar un monitor que mida la concentración de CO (obligatorio en algunas legislaciones nacionales). Estas medidas de seguridad y otras se deben indicar bien visiblemente a la entrada de los silos o almacenes.

Descarga "Guía Básica de transporte y almacenamiento de pellets de madera"

Subir
Diseño Web Plenummedia