AVEBIOM organiza BioBUILD y BioFINANCE en Expobioenergía 2013

miércoles 17 de julio, 2013

La importancia de la biomasa en la rehabilitación y eficiencia energética y los mecanismos de financiación componen el plato fuerte de las sesiones técnicas.

En BioBUILD abordará en detalle los principales aspectos del nuevo contexto legislativo y regulatorio (Ley Rehabilitación, modificaciones RITE, avances en el CTE, Calificación de Eficiencia Energética de Edificios, Informe de Evaluación de Edificios, etc..) que favorecen la ejecución de proyectos integrales de rehabilitación y reforma que, además de mejoras pasivas, de conservación y accesibilidad, incluyan instalaciones como las de biomasa como medida de ahorro económico así como de reducción de la demanda de energía primaria no renovable y emisiones de CO2, con gran impacto en la calificación de eficiencia energética en los edificios actuados.

La integración de la biomasa en proyectos de rehabilitación energética, en los casos en los que existan compromisos de reducción de la demanda de energía térmica resultante de las medidas pasivas y de eficiencia energética incorporadas, se requerirá de métodos de verificación de ahorros de consumo vinculados a contratos de servicios energéticos con ahorros garantizados/compartidos. En la jornada se expondrán las principales ventajas características que supone para usuarios y empresas la verificación de ahorros.

En la Jornada se abordará también, de forma práctica a través de diferentes casos de edificios reales, la metodología de estimación de la Calificación de Eficiencia Energética a través de los principales programas simplificados para edificios existentes CE3 /CE3X. Se profundizará en los aspectos relacionados con las medidas de mejora propuestas, especialmente las relacionadas con las instalaciones de biomasa para acs y calefacción. Se comprobará que, al no contabilizarse emisiones de CO2 ni consumos de energía primaria no renovable, edificios con mala calificación la verán muy mejorada si instalan una caldera nueva de biomasa para satisfacer su demanda térmica.

Los asistentes tendrán la oportunidad de aclarar sus dudas e intercambiar opiniones en relación con cada ponencia así como participar en el debate-coloquio final junto a los ponentes de la jornada, todo ello moderado por AVEBIOM.

La jornada BioFINANCE aportará con gran detalle la actualidad de los mecanismos de ayuda y financiación, tanto públicos como privados existentes, con aplicación a proyectos de bioenergía y edificación sostenible en España. De la mano de sus responsables directos, conoceremos en profundidad los nuevos mecanismos de IDAE, Fondos de Capital Riesgo, FIDAE de BBVA, canal CLIMA, etc, finalizando con un debate entre público y ponentes sobre las barreras y posibles soluciones a implantar tanto en éstos como en los nuevos mecanismos de financiación.

¿Para qué sirve el certificado energético?

El objetivo es que el propietario ofrezca información al usuario que va a comprar o alquilar un edificio sobre su comportamiento energético y las emisiones de CO2 derivadas de su uso a través de una etiqueta muy similar a la utilizada en los electrodomésticos.

Los certificados deben incluir propuestas de mejora aplicables al edificio o vivienda para reducir sustancialmente el consumo energético. La biomasa para ACS y calefacción es una de las medidas más atractivas, pues ofrece períodos de retorno menores que cualquiera de las medidas pasivas en aislamiento, ventanas, etc, y garantiza un gran salto en la calificación del edificio.

La nueva etiqueta muestra la nota (de la A a la G) referida al indicador energético principal: las emisiones de CO2 (kg/año de CO2), junto con el primer indicador complementario denominado “Consumo de energía primaria no renovable” expresado en kWh/m2/año.

En edificación, la demanda térmica para ACS y calefacción supone gran parte de la energía total consumida en condiciones de habitabilidad y uso normales (en el sector residencial supone cerca del 66%). Por tanto, los edificios que obtengan la energía de combustibles fósiles, especialmente los mal aislados, obtendrán una baja calificación al penalizar enormemente en ambos indicadores: elevadas emisiones de CO2 y gran consumo de energía primaria requerido.

La biomasa, así como otras energías renovables, no computan ni emisiones de CO2 ni consumos de energía primaria no renovable, por lo que edificios con mala calificación la verán muy mejorada si instalan una caldera nueva de biomasa para satisfacer la demanda térmica.

Más información e inscripciones

Subir
Diseño Web nlocal