Arrancan las obras de la planta de astillas y pellets de BIOMASA MONTEMAYOR

miércoles 14 de agosto, 2013

El aprovechamiento de los recursos forestales de la zona, la vinculación con un medio ambiente sostenible, la implantación y fomento de las energías renovables y la generación de puestos de trabajo que posibiliten el asentamiento de población en el medio rural son las principales premisas con las que se pone en marcha la planta de producción de 'pellets' y astillas –y centro logístico y de comercialización de biomasa– en Montemayor de Pililla, término municipal en el que han comenzado estos días las obras de preparación de los terrenos, caminos interiores de la parcela y soleras de hormigón donde se asentarán las futuras instalaciones.

El proyecto cuenta con una inversión de 1,2 millones de euros –esta cantidad se ha reducido considerablemente desde la propuesta inicial– y a finales de este año 2013, una vez que esté construida la nave principal y las playas de hormigón para el almacenamiento, la empresa comenzará su ciclo de producción y comercialización de astilla seca. «Llevamos tres años detrás de este proyecto y haber sido capaces de ponerlo en marcha ya es una satisfacción y, por otra parte, una responsabilidad porque es difícil invertir en estos momentos de dificultad económica. Pero estamos convencidos de que es un sector que tiene mucho futuro. Es muy complicado, por no decir imposible, conseguir financiación, pero los emprendedores deben implicarse al máximo en las iniciativas que son viables y sacarlas adelante como sea», afirma Javier Martín Sanz, gerente administrador de Biomasa Montemayor S. L.

La incorporación de maquinaria se realizará por fases y desde enero del año 2014 la fábrica contará con una 'pelletizadora' para producir unas 6.000 toneladas de 'pellets' al año. Una capacidad que, en principio, va a tener un turno de trabajo para el que se crearán seis empleos, que podrán llegar a ser el doble a medio plazo con la introducción de una segunda 'pelletizadora', si las expectativas van por buen camino y se alcanzan las 10.000 toneladas al año. Esa sería la capacidad máxima de producción para la que está preparada la planta de biomasa, que dispone de una gran parcela para el almacenamiento de madera y materias primas.

La salida de este tipo de productos compuestos por material reciclado procedente de los residuos de la madera es, sobre todo, como combustible en estufas y calderas de biomasa, unos equipos cada vez más demandados por los consumidores al ser más económicos, ya que el ahorro en el rendimiento supera el 50% respecto al coste de otro tipo de energías empleadas en la calefacción.

AVEBIOM ha aportado su pequeño grano de arena a este proyecto, mediante asesoría técnica sobre centros logísticos de biomasa, a través del proyecto Biomass Trade Centre II www.biomasstradecentre2.eu

Subir
Diseño Web nlocal